El Blanco, ánima muda de El Ballestero. Albacete – 2015-XII-28

Una de las tradiciones más antiguas de la provincia de Albacete se encuentra en El Ballestero, y no, no es una inocentada que os gasto amigos.

Localidad que se sitúa a 70 Km al noroeste de la capital, enclavado en un paisaje verde… de monte bajo con suaves ondulaciones propias del Campo de Montiel, antesala por su límite meridional con los aledaños de Sierra Morena y en el oriental, con la Sierra de Alcaraz. Además linda con las Lagunas de Ruidera, cabecera del río Guadiana.

Torre de la iglesia de San Lorenzo (1770).

Torre de la iglesia de San Lorenzo. Data del 1770, anexa a la nave del crucero y el presbiterio del S. XVI, según traza del afamado Andrés de Vandelvira.

Allí he viajado hoy, queridos lectores míos, cual turista; era el único junto al cámara de los informativos de TV Castilla-La Mancha. Os aseguro que los vecinos sabían que yo era forastero… y yo sabía que ellos lo sabían. Es algo raro de explicar, no por mis náuticos o mi cámara de fotos al hombro (que también), sino porque El Ballestero cuenta con 440 habitantes… y eso hace que se conozcan todos. Además, lo bonito es ver como esta tradición es algo muy local a pesar de su antigüedad… yo como único curioso… se respiraba un ambiente vecinal, de barrio, calles solitarias…

Todos los 28 de diciembre sale por las calles el Blanco desde el s. XVI según reza la tradición. Menos mal que hoy ha sido un día soleado. Un “alma en pena” que hoy nada más bajarme del coche ha llegado por mi espalada, no para asustarme, al contrario; pero sí para pedirme limosna al toque de una campanilla. Hoy en día ese dinero va para una ONG, antiguamente se sufragaban misas en honor de las “benditas ánimas del purgatorio”.

El Blanco vaga solitario y mudo por las calles de El Ballestero

El Blanco vaga solitario y mudo por las calles de El Ballestero

La doctrina del Purgatorio ha sido una enseñanza constante dentro del catolicismo: un estado transitorio de purificación y expiación donde, después de la muerte, las personas que han muerto sin pecado mortal pero que han cometido pecados leves no perdonados o graves ya perdonados en vida pero sin satisfacción penitencial de parte del creyente. Limosnas, oraciones y sobre todo misas hacían que estas almas alcanzasen la gloria. Si desde antiguo así se ha creído, fue el Concilio de Trento de 1563 (el de la contrarefoma que siempre cito) el que marcó nuestras tradiciones de hoy en día, fue una eclosión de tradiciones y muestra de religiosidad popular. El Blanco es una de ellas sin duda hasta llegar a nuestros días. Por si os lo estáis pregunto… efectivamente, se interrumpió durante los años de 1936 a 1938, años de la guerra civil.

El Blanco o ánima muda

El Blanco o ánima muda

Cuando la patrona del pueblo, la Virgen de la Encarnación, era llevada en romería a su ermita para que pasase allí los meses estivales… el sacerdote se llevaba la campana de el Blanco, dejándola allí en espera de ser “robada”. Una persona anónima se la llevaba y ese año hacía de Blanco, bien por tenerlo ofrecido o en acción de gracias, bien en cumplimiento de la promesa que hiciera una antepasado y que no pudo cumplir en vida. Hoy va por rigurosa lista, en donde ya están asegurados los próximos 20 años como mínimo… por lo que “el robo de la campana” es un mero símbolo.

El ánima llama a la puerta y abre sus alforjas

El ánima llama a la puerta y abre sus alforjas

El blanco o Ánima muda, tras confeccionarse la ropa blanca (símbolo de pureza para alcanzar la gloria) y hacerse con unas alforjas, se tiene que asegurar el anonimato, tapándose cara y manos, así como guardar silencio como alma muda que es.

Toca la campana, único símbolo que pasa de generación en generación, y si no salen a recibirlo toca el llamador o timbre de la puerta… los habitantes salen y le echan unas monedas… antiguamente también recogía en las alforjas (de lana tejida en telar manchego por los colores) comida: unas patatas, unas tortas, un pan… algún dulce… que luego se repartía entre los más pobres de El Ballestero.

Un imprescindible: vestir de blanco y llevar la cara tapada

Un imprescindible: vestir de blanco y llevar la cara tapada

Otro: la campanilla

Otro: la campanilla, quien la obtenga ese año será Blanco

Y las alforjas para recoger la limosna

Y las alforjas para recoger la limosna

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así pasa toda la mañana, calle arriba, calle abajo… entre curiosos, vecinos que le hacen fotos y chiquillería que le siguen.

Era curioso oír esta mañana a los vecinos de El Ballestero, apostando por descubrir la identidad de su vecino/a. Me decían esta mañana:

-¿Han dicho ya quién es el Blanco?

-Pues no señora, yo acabo de llegar de Albacete.

-Pues yo creo que es una mujer este año.

-No sé… no conozco a nadie…

-Sí, sí… tiene juanetes ¿no los ves?… esa forma de los juanetes es de mujer…

Y yo, amigos… disfrutando ojiplático como un niño viendo estas arraigadas costumbres… y escuchando los corrillos de vecinos. Me han tratado genial, todo hay que decirlo, tratan al visitante como uno más de la familía, pues se han volcado conmigo en explicaciones, ayuda y muestra de simpatía.

Como siempre os recomiendo: imprescindible de ver una vez en la vida, patrimonio no tangible llego de arraigo. Visitad El Ballestero el 28 de diciembre por la mañana… que no es una inocentada.

Los vecinos comentan y especulan sobre la identidad del Blanco de este año

Los vecinos comentan y especulan sobre la identidad del Blanco de este año

Anuncios
Categorías: 2015 - Viajes del año, El Ballestero | Etiquetas: , , | 1 comentario

Bodega Iniesta, Fuentealbilla. Albacete – 2015-XII-04

Reza el dicho italiano: Existe más historia que geografía en una botella de vino (J. Kressman 1908-2000), pues bien hoy lectores os llevo a Fuentealbilla, a la Bodega Iniesta, a beber vino y a contaros algo de historia.

Bodega Iniesta

Bodega Iniesta

Tradición y modernidad son dos palabras que Andrés Iniesta ha sabido combinar y hacer que no estén reñidas en su bodega, situada en la carretera que se dirige a Villamalea (AB) desde Fueltealbilla, su población natal.

Contaros queridos lectores, quién es Andrés Iniesta creo que está fuera de lugar a esta altura de la película. Es más… creo que debería formular la pregunta de otra manera: ¿dónde te encontrabas el 11 de julio de 2010 cuando Iniesta marcó el gol que dio la Copa del Mundo a España en Sudáfrica? (que sí, que podéis comentarlo más abajo). Os lo pongo para que volváis a vibrar como aquella noche:

Hace unos días Carmen, asidua en este blog, y un servidor vuestro tuvimos que ir a Fuentealbilla para unos negocios (os adelanto uno de ellos: buscar, recuperar y pedir la cesión de unas figuras de artesanía para una próxima exposición en la Sala de Cultura José Saramago de Albacete que como “co-comisario” estamos organizando y que ya os avisaré). Después y con el tiempo justo, demasiado justo, fuimos a conocer la bodega que hoy os presento.

Iniesta goleando te recibirá a la entrada

Iniesta goleando te recibirá a la entrada

Estamos casi seguros que si hubiera sido otra empresa, a las horas intempestivas que llegamos del medio día, nos hubieran recibido con un “vuelva usted mañana” que diría nuestro decimonónico escritor Mariano José de Larra. Pero no fue así lectores, todo lo contrario: pararon sus quehaceres, retrasaron su comida y nos atendieron con una gentileza y amabilidad de la que aún hoy comentamos cuando nos juntamos los amigos.

Nos hicieron una pequeña visita guiada, mostrándonos al detalle toda la bodega y el potencial que tiene.

Interior de la bodega

Interior de la bodega

La bodega terminó de construirse el mismo año del mundial: 2010. Pero el germen de ella llevaba fraguándose casi veinte años. José Antonio Iniesta, padre de nuestro centrocampista, tenía una “viñica” familiar que amplió poco a poco, hasta las 10 hectáreas (mis lectores de la Castilla profunda, eso vienen a ser… unas 15.000 fanegas). En la actualidad cuentan con 120 hectáreas en varias fincas locales, destacando la finca El Carril, que además da nombre a sus productos.

Receptor de la uva (dejando atrás los viejos "sinfines")

Receptor de la uva (dejando atrás los viejos “sinfines”)

La elaboración de un buen vino en bodega, por grandes enólogos que haya, no sería nada si no se tiene buena materia prima en el campo. Pero en esta finca se encuentra un viñedo cuidado, escogido y mimado con las variedades precisas para elaborar buenos caldos, incluso el varietal que es el más complicado. La vendimia digna de ver, pues nos contaron cómo lo hacían y es un trabajo minucioso, preciso… para recibir la uva en bodega perfecta, sin dañarse el grano y a la misma temperatura pasando por el “boreal” que pocas bodegas se lo pueden permitir (se vendimia por la noche).

Detalle de dos cubas en la bodega

Detalle de dos cubas en la bodega

Para los “lectores de fuera”, Fuentealbilla se encuentra en la D.O. La Manchuela, y la uva autóctona de la comarca es la bobal, variedad tinta que la familía Iniesta-Luján ha sabido recuperar.

En nuestra visita íbamos vestidos como técnicos de la NASA, limpieza y pulcritud 100% lectores. Yo que he vendimiado mucho, y he visto muchas bodegas… os puedo asegurar que la garantía de ésta no la he visto en ninguna parte, es cierto que es nueva, y ver instalaciones nuevas hace mucho…

Ssshhhh, que duerme el vino. Sala de barricas

Ssshhhh, que duerme el vino. Sala de barricas

Pasamos por los tanques de fermentación, vimos las dos cubas para el vino “de selección”, el lugar del embotellado y finalmente la sala donde duerme el vino el barricas de roble. Allí fuimos agasajados con viandas manchegas del orden de queso, lomo de orza y vino, un Corazón Loco Premium of course que decimos los ingleses. Riquísimo, variedades Syrah, Petit Verdot, Tempranillo y Cabernet Sauvignon, con un paso por barrica de 12 meses.

Parafraseando al Pastor Poeta: "un alto en el camino"

Parafraseando al Pastor Poeta: “un alto en el camino”

Pero mi selección para esta nochebuena es un Finca Carril Hechicero, mismos tipos de uva y mismo tiempo en barrica, pero con un proceso distinto de maceración y fermentación que le da un toque digno de las grandes celebraciones. Para nochevieja ya os iré informando que aún no lo tengo claro, y es que amigos… Bodega Iniesta tiene casi una quincena de vinos, algunos con nombres tan señeros como Minuto 116 (blanco y tinto), que a buen entendedor…

Élice

Hélice del Boeing 757, que transportó a los campeones del mundo a España. El pilotó se la regaló a Iniesta con el nº6 que él lució en “la roja”

El proceso de fermentación, trasiego y embotellado me lo voy a saltar para llegar al resultado final. Éste es una bodega familiar, con vinos que han ido creciendo expotencialmente conquistando paladares, mesas y diversos países. Además amplían su mercado poco a poco con otros productos, tales como el aceite Corazón Loco Óleo (virgen extra variedad arbequina de la zona) y el queso (del como buen adicto que soy me lleve curado al romero).

Selección de vinos

Selección de vinos

Viajeros, como siempre os recomiendo encarecidamente su visita y que probéis sus vinos… por ejemplo para empezar un Corazón Loco… que fue el primero que yo probé hace unos años, recomendado por mi compañera de viaje Carmen. Que no es lo mismo contarlo que probarlo, hacedme caso (como casi siempre).

Primera barrica de la Bodega Iniesta:

Primera barrica de la Bodega Iniesta: “En septiembre del 2010 fue inaugurada mi bodega, siendo esta la primera barrica que entró. A. Iniesta”

Categorías: 2015 - Viajes del año, Fuentealbilla | Etiquetas: , , | 1 comentario

La Mesta, aldea de Alcaraz. Albacete – 2015-XI-15

El pasado sábado, nada más abrir los ojos y aún en posición horizontal, me dije: “hoy Luisito, a La Mesta“. Dicho y hecho, a las 9:30 ya había embaucado a Cristina, compañera de viajes comarcales y sin embargo amiga, y estábamos de camino hacia el sur de la provincia albaceteña.

La Mesta es una aldea de 9 habitantes. Pertenece a la histórica localidad de Alcaraz, 81 km. al sur de Albacete, en  plena sierra homónima. Dejando atrás esta población, La Mesta se encuentra a 11 km. en dirección sureste, en medio de un valle lleno de pinadas por el que trascurre el río de La Mesta. Sabrás que has llegado cuando la carretera deje de existir, como ocurría en mi Guímara natal, allá en el Reino de León.

mesta

Dejando atrás Alcaraz, el valle nos lleva a La Mesta

Para poneros en situación, queridos lectores míos, os he de recordar que el sábado se dieron cita sobre España un par de olas de frio: el siberiano, ruso y polar; dejando en el olvido el suave otoño que gozábamos. Vamos, que si hacía frio en la capital albaceteña, el meterte en la sierra fue viajar a Narnia.

Y haciendo un pequeño inciso sobre Alcaraz (y cuña publicitaria) sacaré a colación la frase de Cavallería y Portillo (que como Ortega y Gasset era un solo hombre): “Rendida la ciudad de Alcaraz, fue Villa-Robledo la primera de las villas que levantó pendones por los Reyes Católicos…” Ahí lo lleváis alcaraceños… que si no fuera por mi Villarrobledo natal, España no tendría historia.

Armas del honrado

Armas del honrado concejo de la mesta

Hace unos años en Alicante, tomando unas cañas  de tardeo con mis amigas Coral y Carmen (lugar perfecto para que fluyan ideas) me dijo un alicantino de esos con los que entablas conversación tras la tercera cerveza: pues allí tenéis una aldea que es de la únicas fundaciones ganaderas que persisten desde la Edad Media, fundada por el Real y honrado consejo de la Mesta. ¿Único? ¿aldea? ¿historia? ¿ovejas? ¿inhóspito e intransitable? Había que ir, comprendedlo queridos lectores… que vengan de fuera a explicarme esas cosas.

Os resumo brevemente La Mesta.

El Concejo de la Mesta fue fundado en 1273 por el rey castellano Alfonso X el Sabio. Reunió a todos los pastores de León y Castilla para asociarlos como gremio, dándoles importantes privilegios, más que a otros colectivos, por lo que se convirtió en una poderosa organización.
Tenían además una fiscalización especial para protegerse de los agricultores, con los que estaban siempre riñendo por los pastos y pasos naturales. Hasta el año 1836 en el cual se abolió por varias razones: una el favor real hacia los labradores para que estos roturasen tierras de cereal, y el decaimiento de la lana de oveja merina (de gran calidad que antes exportábamos a nuestro Flandes querido para hacer buenos paños que vendíamos por Europa), la pérdida de este monopolio vino dada porque Napoleón además de llevarse nuestro oro y plata, se llevó rebaños enteros a Francia con ese propósito… menudo pájaro.
De la Mesta derivan y persisten las famosas Cañadas Reales para la trashumancia y facilitar al ganado buenos pastos (unas 9 que atraviesan España de Norte a Sur con una anchura de 90 varas castellanas, 72 metros). Luego de ahí salían los cordeles, las veredas y las coladas. Éstas tenían mojones, para delimitar y señalizar, puentes, contaderos en los pasos estrechos que facilitaban contar las cabezas, chozos para pernoctar, ermitas mesteñas, majadas… y puertos reales para cobrar impuestos.

Cañadas Reales

Cañadas Reales

Curiosamente uno de estos puertos estaba en Socúellamos (Ciudad-Real), la Cañada Real conquense se  dividía allí (por eso había que cobrar allí el peaje). Esta seguía hacia el Sur pasando justo al lado de la casería en donde mi abuela se crió, o dirigiéndose hacia Murcia, de donde se deriva la cañada que atraviesa la Sierra de Alcaraz, pasando muy cerca la aldea de La Mesta.

Por tanto el ir  a la aldea de La Mesta y no ver ovejas es como ir a mi natal Orihuelica del Señor y no ver una iglesia, o Almería y no comerte un tomate raf. Pero sí, en este caso ahí estaban ellas… esperándonos con mirada desafiante:

Ovejas en el valle de La Mesta

Ovejas en el valle de La Mesta

La Mesta es una aldea muy pequeña junto al río que lleva su mismo nombre. Hay dos grupos poblacionales, el primero en la zona más baja: es el más antiguo, el núcleo primitivo en donde los pastores pernoctaban y hacían majada. No queda absolutamente nada… solo imaginar lo que hubo por la orografía del terreno.

La Mesta

La Mesta, aldea de Alzaraz con nueve habitantes

Lo primero que llama la atención al viajero… lo que viene siendo un zasca en tó los ojos, es una pista de tenis en medio de una aldea pequeña y rural… en ese mismo lugar, junto a un gran chopo, se encontraba el corral de la mesta. Sí lectores, los tiempos han cambiado, si aquel corral pétreo era un bien comunal, pues hoy en día hay una pista de tenis privada para uso y disfrute de un particular.

h

Llanura junto al río que servía para el esparcimiento de los ganados

“Recias” casas que nos recuerdan la antigüedad de esta fundación pastoril

A pocos metros río arriba está el otro núcleo urbano. Por las construcciones se nota que es más modernos sin duda. Allí se encuentra una pequeña ermita de factura más que contemporánea, tiene rango de iglesia parroquial según reza el cartel de la puerta. Mi duda, además de ser parroquia, es si es una remodelación de alguna capilla mesteña anterior, ya que está consagrada a la Virgen de Agosto, advocación pastoril y muy antigua (más si cabe con esa denominación, y no Virgen de la Asunción).

La Mesta

La Mesta

Estas casas a escasos 50 metros del otro núcleo, se asientan sobre el paraje llamado El vado. Por el topónimo se  sabe que era el lugar de paso y abrevadero del ganado. Es allí donde existe un pequeño puente sobre la revuelta que forma el rió La Mesta.

El río de La Mesta a su paso por la aldea

El río de La Mesta a su paso por la aldea

Para terminar he de reconocer que hacía un frío de mil demonios y que solo deseaba regresar a Alcaraz para tomarme algo caliente, porque querido lector allí no busques ni una churrería ni un bar de tercera división (para no faltar a la verdad por omisión hay una Casa Rural). Por tal motivo no pude recrearme bien allí, pero el paisaje es idílico… imagínense las choperas llenas de ocres otoñales que se ven junto a tanto río. Os dejo con un banco… de esos que yo votaría como el banco más bonito o más tranquilo de cuantos he visto.

DSC_0091

Categorías: 2015 - Viajes del año, Alcaraz | Etiquetas: , | 9 comentarios

La heladería del Raval Roig. Alicante – 2015-VI-25

Estimados amigos y lectores desconocidos:

Oficialmente el verano entró en nuestras vidas el pasado día 21, San Luis Gonzaga. No os escribo para deciros que no me felicitasteis en el día de mi santo, sino para recordaros que el verano ya está aquí: ¡Ay todo un año esperándolo!

Hoy os voy a mostrar un pequeño rincón cerca de mi alféizar, en el Alicante que me vio nacer: La heladería Raval Roig; de necesaria visita e imprescindible parada.

Si eres alicantino te recomiendo que pares y te sientes en su terraza durante las fechas menos turísticas. Por ejemplo una mañana soleada de invierno… recordad que el señor con barba de al lado seré yo.

No hay nada como sentarte en su terraza y contemplar el mar Mediterráneo mientras el sol está saliendo por Levante. Tu vista alcanza los dos cabo (Huerta y Santa Pola) con mi Tabarca natal al fondo, que en días despejados se ve el campanario de la isla y la torre de San José. Si optáis por el atardecer es otra maravilla ver las luces  de los dos faros (Tabarca y Santa Pola) por Poniente con el cielo ya anaranjado.

Cabo de las Huertas desde el Raval Roig

Cabo de las Huertas desde el Raval Roig

Os cuento brevemente algo de historia sobre la heladería o mi post no tendría razón de ser. Empezó su andadura el 25 de junio de1975, al día siguiente de Hogueras. Hoy cumple 20 años. Felicidades. Fue Elias Morote el que la abrió tras cerrar el Kiosko Monumental en el Portal de Elche; sí jóvenes amigos, el Soho ya lo inventaron hace mil. Desde su jubilación en 1994 tomó las riendas su sobrino Salva Torres, actual propietario.

A mí me la descubrió mi amigo Jesús… todo ello por la leche preparada, me dijo: “la mejor de Alicante” y allí que fui. Basta que me digan que algo es único para que lo pruebe y me haga adicto, como me pasó con la “coca de mollitas” (¿veis? soy un autentico alicantino). Me acuerdo de aquella tarde estaba Julia que atenta y simpática como siempre me explicó lo que era un “cortadillo de verano”. Para los neófitos: un granizado de café y leche preparada, tomar eso viendo el mar una mañana de primavera es la octava maravilla, no os valláis a ver las pirámides de Egipto, venid al Raval Roig. No os podéis imaginar como echo de menos eso ahora que paso menos tiempo en Alicante.

Desde el paseo con palmeras y ficus centenarios

Desde el paseo con palmeras y ficus centenarios

La heladería se ubica en la calle Virgen del Socorro nº25. Os pongo en situación para los turistas: si entráis a la calle desde el centro de Alicante por la calle Villavieja veréis el arranque del primer lienzo de muralla que tuvo Alicante allá por el siglo XIII, justo detrás de la biblioteca. Ahí había una puerta de acceso o salida (el Portal Nou), por tanto la calle de la heladería era el antiguo camino hacia Valencia (hoy en día tendríamos más abajo la avenida de Denia y carretera de Valencia).

Antigua

Antigua imagen del Raval Roig. Calle Virgen del Socorro, al fondo la ermita

Las casitas pequeñas y de colores que se ven al final de la calle debieron ser el prototipo de casas del barrio, o mejor dicho del arrabal extramuros de la ciudad (de ahí su nombre) que nació en el s.XVII. Mirad otra curiosidad, en su mayoría lo habitaban pescadores que varaban sus barcas en la playa y se comunicaban por un pequeño postigo (puerta) de la muralla, de ahí que nuestra bonita playa urbana se llame Postiguet. ¿Cuantas cosas os enseño, ¿eh?)

Pescadores en la playa del Postiguet

Pescadores en la playa del Postiguet

Otra curiosidad extraída de Alicante Vivo. Hasta 1756 los vecinos no tuvieron agua pública cerca, tenían que ir a la Fuente de la Goteta (por el Plaza Mar más o menos). De aquellas contaba el barrio con 82 casa (300 almas, diez arriba o diez abajo).

Sentados en la heladería podréis ver al final de la calle una gran explanda, allí existia una antigua y bonita ermita, de esas encaladas de blanco mediterráneo. Pero fruto de la modernidad se cometió ese urbanicidio. Es un parking en la actualidad, entre cuyas paredes está la nueva ermita (en su interior hay partes del retablo del s.XIX).

Ermita Virgen del Socorro antes de su demolición

Ermita Virgen del Socorro antes de su demolición

Aquella vieja ermita (también según datos de Alicante Vivo) fue en origen Casa de los Caballeros Templarios; pero tras la disolución de la orden fueron los padres agustinos quienes la regentaron desde el 28 de junio de 1585 (tenemos otro cumpleaños en dos días), quienes le pusieron Mare de Deu del Lluc por su procedencia mallorquina, Virgen del Socorro castellanizado tras el paso del tiempo. Como es el camino viejo hacia San Juan, allí está la primera estación del Vía Crucis camino del monasterio de la Santa Faz, por tanto es parada imprescindible el día de la romería tras su salida desde la concatedral de San Nicolás. El derribo de ésta fue en 1960, por intereses inmobiliarios of course que decimos los ingleses.

interior de la desaparecida ermita

interior de la desaparecida ermita

Os recomiendo el paseo viendo el mar a través de los centenarios ficus, cruzar la pasarela que une la playa, el Paseito Ramiro para ver los restos de la 1ª y 3ª muralla de Alicante o la Cara del Moro… las casitas de pescadores al fondo… y por supuesto ahora que ha llegado el calor de manera oficial: un “cortadillo de verano” en la heladería Raval Roig, o bueno… un café con leche… o una horchata con un rollo moreno (otra alicantinada que hay que probar), sin olvidar el “agua de cebada granizada” (café de malta que diría mi abuela en la Mancha).

En su interior podrés recrearos viendo viejas y nostálgicas fotos del barrio. Y pasar un agradable rato bien atendidos por Salva (padre), Salva (hijo), Julia, Ángel o Tere. ¡Cuantos ratos he pasado ahí contemplando el Mediterráneo! ¡cuántas decisiones importanes para mi vida he tomado en ese rincón de mi Alicante natal!

Heladería Raval Roig

Heladería Arrabal Roig

Categorías: 2015 - Viajes del año, Alicante (capital) | Etiquetas: , | Deja un comentario

78 años después de un bombardeo. Guernica – 2015-III-28

Mis queridos lectores os pongo al día de mis andanzas, que de nuevo se me acumula la faena. Hoy viajamos al norte de la península: Gernika-Lumo, en Vizcaya. Patria vasca, donde a lo largo de la historia se reunían las Juntas Generales de Vizcaya, bajo el Árbol de Guernica, símbolo de las libertades de los vizcaínos y donde antiguamente, los señores de Vizcaya, tras recibir su título, venían a jurar el respeto del fuero de Vizcaya.

Hace un mes visitaba Bilbao, Guernica y Portugalete entre pintxos, algún chacolí que otro, chapelas y risas de buenos amigos. Una escapada pre-Semana Santa de fin de semana en la que destacaría dos cosas para contaros, pero como el tiempo me apremia hoy sólo toca la villa de Guernica.

Madrugamos para pasar el día allí. Son ciudades bien comunicadas por tren de vía estrecha partiendo desde la estación bilbaina de Atxuri (del año 1912), junto al Mercado de la Ribera. Os invito a pasar antes por él, edificio racionalista del año 1930 lleno de vida junto a la Ría de Bilbao y de las Siete Calles (origen de la ciudad); en donde se puede apreciar el día a día cotidiano de los bilbainos. Perfecto para desayunar, así lo hicimos nosotros: “con la barriga llena se anda el camino” ¿o no era así?

DSC_0075

Ría de Bilbao desde el Mercado de la Ribera

Os pongo al corriente en cuatro líneas de Guernica. La localidad tiene 16.000 habitantes, de casas relativamente bajas, calles limpias y jardines cuidados. Todo ello enclavado en el valle del río Oka, entre valles y montes verdes. Podría haber pasado inadvertida para la historia si no hubiera sufrido uno de los peores bombardeos de la guerra civil, en donde la ciudad quedó literalmente arrasada hasta sus cimientos  y en donde más de un centenar de civiles murieron (mujeres, niños y ancianos, ya que los hombres estaban en el frente), bien a causa directa del bombardeo (atrapados muchos en sus casas o sótanos que hacían de refugio), bien por ser ametrallados desde los aviones en su huída de la ciudad tras el bombardeo.

Hace hoy 78 años.

Fue el lunes 26 de abril de 1937, día de mercado. Pablo Picasso inmortalizaría aquel ataque realizado por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, el nazismo alemán y el fascismo italiano aliados con Franco para destruir una localidad leal a la legítima República y que estaba en retaguardia. Siempre se ha hablado del experimento Nazi.

hh

Guernica tenía en 1937 unos 5000 habitantes. Las casas dibujadas son las que existían en aquella fecha; las grises las desaparecidas tras el bombardeo, las marrones las que sobrevivieron.

El 70% de la ciudad quedó devastada, desapareció. A la postre se allanaron los escombros, incluso dejando victimas que nunca se encontraron bajo ellos; y poco a poco resurgió de sus cenizas, nunca mejor dicho, la actual Guernica.

Al salir de la estación, una estación muy pequeña con fachada de sabor nostálgico, se puede apreciar al otro lado de las vías (fuera del casco urbano) la antigua Fábrica Astra, edificio que no fue destruido y que jugó un papel destacado durante la guerra civil. Allí la “Unceta y CIA” fabricaba la famosa pistola Astra. Hoy, con renovado estilo vanguardista, tiene un uso muy distinto. Junto a ella se sitúa uno de los refugios antiaéreos (informaros de los días que se puede visitar). Se vislumbra desde lejos la mole de hormigón abovedada construida en 1936.

Antigua fábricas de armas que no fue bombardeada

Antigua fábricas de armas ASTRA que no fue bombardeada

Refugio antiaéreo fuera del casco urbano de Gernica

Refugio antiaéreo fuera del casco urbano de Gernica (1936), junto a la fábrica ASTRA

De ahí os recomiendo que vayáis al Hogar del Jubilado, en la plaza de las escuelas. Los colegios que allí veréis junto a la ladera del monte son de los años veinte, y no sufrieron apenas daños. Claro ejemplo del “Guernica viejo”. Si entráis al Hogar a tomar un café (no hace falta que os hagáis pasar por pensionistas de la 3ª edad) id al aseo de señoras, la “curiosa curiosidad” es que fue excavado como refugio antiaéreo durante guerra.

Plaza de las escuelas.

Plaza de las escuelas. Edificio de 1923

Aseos de señoras que fuera refugio durante la guerra

Actuales aseos ubicados en lo que fuera un refugio durante la guerra

Otros ejemplos del Guernika pre-guerra son la Iglesia de Santa María (gótico vasco del s. XV) y la Casa de Juntas con el Árbol de Guernika. Pero eso os lo cuento otro día.

Para rematar el viaje es imprescindible ir al Museo de la Paz en la plaza de los Fueros, junto al Ayuntamiento. Allí fotografías, audiovisuales, papeles y objetos se dan cita… dignos de ver y respetar y admirar.

De

Detalle del suelo en el Museo de la Paz

Es un recorrido interactivo por la paz mundial; si algo me llamó la atención fue la casa de Begoña. En la segunda planta está recreado el comedor de una mujer, Begoña, quien en voz en off te relata aquel fatídico 26 de abril al tiempo que luces, sirenas, bombas y estruendos vibran contigo en la estancia. Una recreación dura si estás sensibilizado con el tema.

Detalle del salón de Begoña en el museo

Detalle del salón de Begoña en el museo

BILBAO.

Ya que estamos con el tema os contaré otra curiosidad que va de refugios. A la vuelta, ya en el centro de Bilbao, pasamos por el Hotel Carlton en la plaza de Moyúa (es de cinco estrellas, ya os digo que no era nuestro hotel). Resulta que en 1985, durante las obras de acondicionamiento de la calle, un obrero se “coló” al bunker que allí hubo durante 1936. Una cámara de hormigón armado de 12 metros de largo por cuatro de ancho, que discurría en paralelo a la fachada principal del hotel, bajo la calzada, hoy sellado e inutilizado. Sólo se conservan los respiraderos (visibles bajo los escalones de entrada) y la parte que está debajo del hotel, es decir el primitivo acceso (yo le eche cara e intenté verlo. Imposible. No llevaba chaqué para la ocasión). Aquel lugar, entre octubre de 1936 y junio del año siguiente, fue sede del Gobierno autónomo vasco que presidía el lendakari José Antonio de Aguirre.

DSC_0294

Hotel Carlton. Bajo sus escalones se aprecian los respiraderos del bunker sede del Gobierno Vasco en 1936

Categorías: 2015 - Viajes del año, Bilbao, Guernica | Etiquetas: , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: