Londres

Marx y el cementerio de Highgate en Londres – Inglaterra. 2009-VI-23

Seguramente mis alumnos de Historia Contemporánea en 1º de Grado no sabrán ni que existe este blog,  ni tampoco sabrán que esta entrada está dedicada a ellos.

5. Cementerio de Highgate (37)

Cementerio de Highgate

Ayer terminábamos de ver en clase el manido tema del movimiento obrero. Hablábamos de aquel grupo social incipiente en el s.XIX gracias a las nuevas fábricas y procesos industriales; de cómo se organizaron aquellos hombres y empezaron una lucha para mejorar sus condiciones laborales y las nuestras de hoy en día, esas mejoras que hoy por hoy, con la excusa de una crisis, estamos dejando perder… adiós al llamado “estado de bienestar” (para algunos, claro). Aquellos hombres lucharon también por nosotros, muchas veces costándole duras represalias, despidos y hambre para sus familias, e incluso la muerte… como aquellos hombres que el 1 de mayo de 1890 fueron ajusticiados al pedir en una manifestación una jornada laboral digna de 8 horas y así poder conciliar la vida laboral con la familiar (¡qué cosas se les ocurrían!). Trabajaban en condiciones que hoy no dudaríamos en tildar de crueles e intolerables, que sabemos que no se debieron dar: las pésimas y lóbregas condiciones en las que se trabajaba, los abusos con multas de los encargados, las exhaustas jornadas de 12 y 14 horas, el abusivo trabajo infantil, la discriminación laboral/económica a mujeres y niños, la inexistente seguridad social (médico, jubilación, maternidad, bajas o permisos…).

Entre los pensadores e idealistas de aquellos movimientos sociales aparecen las decimonónicas figuras de Ludd, Fourier (que era mi favorito cuando me los tenía que estudiar), Bakunin… y cómo no, Marx. Y todo esto me lleva a hablaros de otro de mis viajes, que para eso abrí este blog.

Marx, muy marxista él, nació en Alemania. Como filósofo destacó con obras sobradamente conocidas por todos: El manifiesto comunista (1848) o El capital (1867) entre otras. Resumiendo mucho su ideario comunista buscaba una sociedad ideal, sin clases, rechazando el capitalismo.

Karl Marx

Karl Marx

No me pregunten ustedes cómo, pero llegado el día 14 de marzo de 1883, tras 15 meses de gripe, Marx murió en Londres. Dos días más tarde, el 16, fue enterrado en el cementerio de Highgate, despedido por tan sólo una decena de amigos y familiares. Dijo Engels, su gran amigo de batallas y escritos políticos: “El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, dejó de pensar el más grande pensador de nuestros días. Apenas le dejamos dos minutos solo, y cuando volvimos, le encontramos dormido suavemente en su sillón, pero para siempre”. Al año siguiente, en su aniversario, 6.000 manifestantes fueron hasta allí recibidos por unos 500 policías y las puertas del cementerio cerradas.

Sepultura de Karl Marx

Sepultura de Karl Marx

El cementerio de Highgate está al norte de Londres, fui a visitarlo en mi primer viaje a Inglaterra. Toda una aventura llegar a él. Eso sí… merece la pena, es un lugar olvidado en el tiempo. Más allá de un lugar tétrico, lúgubre y sinistro… es un lugar cuidado a la par que relegado al silencio, en donde pasean los curiosos turistas seguramente junto a almas atrapadas en este plano que vagan y esperan su tiempo.

Es retroceder 150 años en la historia.

Cementerio de Highgate

Detenido en el tiempo el cementerio de Highgate

Fui en autobús dirección: Swain’s Ln, N6 6PJ. Sé que salimos de la zona céntrica y cruzamos una o dos zonas más (toma nota querido turista si tu bono sólo es de la Zona 1) dirección Camden creo. Al llegar al psiquiátrico de Highgate (sí, sí… todo muy siniestro y de peli de terror) tuve que cruzar el parque Hampstead Heath “a la aventura” (con sus niños jugando y sus madres paseando) y así llegar, no sé muy bien cómo, a la puerta del cementerio (hay una parte que sólo se ve mediante visita guiada por 3 libras, que prescindí). Es difícil llegar, pero no desesperéis lectores, que se puede.

El cementerio privado fue inaugurado en 1839. Veinte años más tarde era el cementerio de moda (ya sabéis como es el ser humano), y cien más empezó su decadencia hasta que en 1975 estaba abandonado y olvidado por todos…¡Ay ¡qué efímero es todo ¿verdad?. En 1987 se incluyó en catálogos de patrimonio londinense y empezó su salvaguarda.

Cementerio de Highgate

El tiempo ha ganado

De estilo neogótico, al visitarlo se ven las lápidas comidas por la maleza, atrapadas por las hiedras y movidas por las raíces de centenarios árboles. Vamos, que es ideal para recrear La noche de los muertos vivientes.

Cementerio de Highgate

Cementerio de Highgate

Allí, entre otras tantas, está la tumba de Marx. Moderna ella, epicentro de las visitas turísticas y con flores frescas dejadas por visitantes anónimos llegados de todo el mundo. La sencilla lápida fue reemplazada por mediación del Partido Comunista en 1954, se colocó un gran busto hecho por Laurence Bradshaw que corona la sepultura. Se pueden leer varias frases epitáficas, destacando: “Workers of all lanas Unite” (¡Proletarios de todos los países, uniros!), última frase del citado Manifiesto comunista, lo que viene siendo: “la unión hace la fuerza”. Como nota curiosa apuntaremos que 1970, mediante una bomba casera, se intentó destruir… y es que señores, está claro que no llueve a gustos de todos, y la verdad es que Marx algún que otro detractor tiene.

Es un cementerio lleno de misterio, perfecto para abonar leyendas urbanas de zombis y vampiros; además de ser un buen campo de cultivo para el esoterismo y ocultismo.

Cementerio de Highgate

Cementerio de Highgate

Anuncios
Categorías: 2009 - Viajes del año, Londres | Etiquetas: , , | 1 comentario

El Cutty Sark en Londres -Inglaterra. 2012-IV-19

Como bien sabrán mis lectores, cada mañana voy a trabajar en bicicleta… aún no le puesto nombre de manera oficial, a la bicicleta digo, pero dadme tiempo. Me pongo mi casco y mis cascos, y salgo pitando como si de una contrarreloj se tratase, pero no logro bajar mi marca desde hace semanas.

El caso de mi entrada es que en el trayecto voy escuchando el programa Las mañanas Kiss con Cristina Lasvignes, Alfredo Arense y Marta Ferrer… os puedo asegurar que más de un conductor se aparte de mí cuando ve que me voy riendo a carcajadas, vamos que pensarán que soy un ser trastornado.

Últimamente meten una cuña publicitaria del whisky Cutty Sark, sí sí, ese de la botella verde y la etiqueta amarilla con un barco… La publicidad comenta  locales clandestinos, prohibidos y exclusivos; vamos que saben bien cómo captar la atención. Hacen alusión a la Ley seca norteamericana, cuando en los años 20 se prohibió el alcohol mediante la enmienda XVIII de la Constitución. De esta forma aparecieron de manera generalizada el contrabando (lo que viene siendo en España el straperlo), los gángsteres y los lugares clandestinos donde beber y bailar unos charlestones… Era América, no pretendáis queridos lectores que bailaran zarzuelas.

Deberían pagarme por esto...

Deberían pagarme por esto…

Aquellos lugares podían estar detrás de un espejo de una peluquería, que servía de puerta secreta, así la policía veía secadores, sillas y rulos, cuando realmente en la trastienda se estaba organizando una fiesta exclusiva y que sólo se podía asistir con invitación y/o contraseña; acordaos de la escena de la Funeraria Mozarella en Con faldas y a lo loco  de Billy Wilder por ejemplo, que recreaba el Chicago de 1929. Vamos señores, que eso de que te llegue un mensaje al móvil con el lugar de la rave no es invento de ahora.

En aquellas fiestas se bebía en taza de desayuno… para que no se viera el contenido; y en el imaginario popular quedará Al Capone entre otros. Hoy se quiere recuperar ese espíritu de exclusividad con Cutty Sark y sus Secret Club.

El whisky fue creado el 23 de marzo 1923 en la región de Escocia. El dibujo del barco Cutty Sark en la etiqueta de las botellas es obra del sueco Carl Georg August Tallin, que fue un pintor marino; y se puso en las botellas de whisky en 1955.

Y os preguntaréis… ¿para qué tanto rollo? Pues para llegar a mi viaje a Londres en abril del año pasado, porque visité in situ al barco Cutty Sark. Sí señores… ¿qué pensaban? ¿qué no existía? Pues no, ahora cada vez que paso por el Mercadona y veo una botella la señalo y digo: allí estuve yo.

El Cutty Sark en Londres

El Cutty Sark en Londres

Me llevó a ver esta curiosidad  mi amiga Cristina, que ya es casi nativa de aquellas frías tierras.

Es un velero del tipo clipper (eso dice la wikipedia). Construido en Escocia y botado el 23 de noviembre de 1869. Perteneció a la marina mercante y se usó para el comercio de té entre China y Londres (ya sabéis como son estos ingleses con su té de las “cinco o’clock”). Cuando los veleros cayeron en desgracia en pos de la modernidad del vapor se vendió a los portugueses, quienes se lo llevaron a Sudáfrica. Pasado el tiempo se volvió a comprar, se remozó, y ahora es un museo. En 2007 sufrió un aparatoso incendio que aún hoy se está reparando.

Cutty Sark

Cutty Sark

Por si alguien quiero visitarlo está en dique seco, en Geenwich, eso es, donde el meridiano, que también lo visité… pero eso es ya otra historia.

PD: Rosa, no tengo reseña culinaria en esta entrada… como no queráis tarta al whiski…

Categorías: 2012 - Viajes del año, Inglaterra, Londres | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: