Murcia

Murcia. 2013-IV-06

Decir últimamente: “-ir a Murcia”, es sinónimo de ir a Ikea. Pues allí que fuimos ayer los dos de siembre, Eva y yo, sí señores, la misma Eva de las primeras y últimas entradas de este blog. Como diría mi amigo y ex-profesor José Manuel Mora: “-Para estar así, mejor os casáis”.

Amenazaba viento según el hombre del tiempo, pero ya se sabe aquel dicho “contra viento y marea a Ikea” (sí la compañía sueca me copia el eslogan que me acabo de inventar quiero una copiosa indemnización, sois testigos, dicho queda). Total, que a las once de la mañana ya estábamos por el centro como si fuéramos dos turistas japones con nuestras cámaras de fotos al hombro.

La primera parada: Cuartel de Artillería. Hace años que Víctor VIPU  me dijo que era un sitio digno de ver, y efectivamente bien merece una visita. Es un conjunto de edificaciones al más puro estilo arabesco. Será defecto de historiador pero sólo me venía a la cabeza la relación militar española-africanista, que desde el s.XIX hemos tenido. Por supuesto no lo dije para no quedar de pedante o por si luego era una “ilusión óptica” mía y quedaba fatal.

Cuartel de Artillería

Cuartel de Artillería

Efectivamente no me falló la intuición, este acuartelamiento ecléctico se edificó entre 1921 y 1926, vamos… que a todos os sonará el Desastre de Annual  en 1921 o el Desembarco de Alhucemas (ya sé que éste último fue en 1925… pero fue a finales, casi en 1926).

Ahora es un centro comunitario, un espacio para la cultura, ¡qué cosas!… de entrenar para hacer la guerra a entrenar las mentes para la cultura de la tolerancia y de la democracia: museo, salas, biblioteca, conservatorio… No es lo que ve el típico turística cuando va a Murcia, por eso yo apuesto y recomiendo su visita.

 Cuartel de Artillería. Detalle

Cuartel de Artillería. Detalle

Cuartel de Artillería. Detalle del depósito de agua

Cuartel de Artillería. Detalle del depósito de agua de estilo andalusí

Ayer Murcia estaba impregnada de color festivo… y es que resulta que  se ponía fin a sus Fiestas de Primavera (Bando de la Huerta) con el Entierro de la Sardina. Sí señores, lo han leído bien: el Entierro de la Sardina, lo que el orbe católico celebró hace más de dos meses como símbolo ritual del paso de don Carnal a la austera doña Cuaresma, aquí lo celebran a destiempo el sábado siguiente a la Semana Santa. Sus orígenes se remontan a 1851 y hoy en día está declarado como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Murgas y charangas por doquier, la calle Trapería repleta de Grupos Sardineros ataviados con característicos trajes inquisitoriales… rayados y sobre todo con el capirote a cara descubierta, como era el de los penitentes y reos sometidos a escarnio público.

Monumento a la sardina preparado para ser quemado

Monumento a la sardina preparado para ser quemado

Desfile de Peñas Sardineras por el centro de Murcia

Desfile de Grupos Sardineros por el centro de Murcia

Fernando Romay, con sus 2'13 m, repartiendo juguetes en el desfile.

Fernando Romay, con sus 2’13 m, repartiendo juguetes en el desfile.

El primer bando de 1851, decía:

Fue tanta la algazara y el ruido,

las risa y las voces,

que el valiente escuadrón se ha desunido.

Los burros marchan repartiendo coces;

gresca desorden broma y laberinto,

y fuertes carcajadas […]

Visitamos varios museos y la catedral murciana, que bien merecen una entrada individual cada uno de ellos, o post que dicen los modernos. Pero os dejo unas fotos tomadas desde su plaza, verdadero corazón del sentir murciano…

Se trata de una catedral cuya fachada fue modificada en época barroca, y es un claro ejemplo de este estilo,  tanto que sale en todo los manuales de arte que se precien.

El objetivo de mi cámara (que no el de Eva) pudo captar algunas curiosidades casi imperceptibles por el ojo humano. Aunque nadie le llama así, su título es Catedral de Santa María, por aquello de ser una mezquita convertida a iglesia por Jaime I, como le pasó a la de Elche o tantas otras. En la torre, sobre la campana mayor, se puede leer “claramente” si hace un día despejado y vuestros ojos tienen zoom:

Santa María de la Paz

Santa Santísima de la Paz

Otra curiosidad fue la fecha de su fachada, la wikipedia (de la que nos dicen que no nos fiemos) dice:

“En 1732 se comienza a demoler la fachada anterior, procediéndose a realizar la nueva entre 1737 y 1754. Orientada a occidente, se pensó como un retablo de piedra abierto a la plaza según encargo del propio Cabildo y del Cardenal Belluga, siendo diseño del arquitecto Jaime Bort (basándose en planos de Feringán), que contó con numerosos colaboradores como Manuel Bergaz, José Campos, Juan de Gea, y José López. La cimentación se debe al propio Sebastián Feringán. En 1749 Jaime Bort marchó a Madrid para trabajar en la Corte, continuando las obras su discípulo Pedro Fernández, quien terminó los trabajos en 1754.”

Total, que se hizo entre 1737 y 1754, es decir s. XVIII que es cuando el barroco está activo en España. Pude fotografiar una fecha en lo más alto, sobre la Virgen, que por más que la leo entiendo 1751; mirad que si he descubierto la fecha exacta de la Catedral….

Fachada

Fachada

Detalle de la fecha

Detalle de la fecha

Digno de admirar es también el Palacio Episcopal con su fachada rojiza como no podía ser menos, de estilo rococó, realizada entre 1748 y 1768.

Palacio Episcopal

Palacio Episcopal

Palacio Episcopal. Detalle

Palacio Episcopal. Detalle

De la visita a Ikea no os hablaré, ¡y eso que hay fotos!, pero los agobios de gente y que se te vaya el dinero sin enterarte no me gusta; sólo diré en mi defensa que no comí ni albóndigas ni lasaña en su cafetería… y que se me va a quedar un dormitorio pero que muy bonito.

Y aquí os dejo queridos lectores, “que la noche es corta y hay mucho que andar”, os iré contando con más detalle algunas curiosidades de sus museos y de sus rincones más pintorescos.

Anuncios
Categorías: 2013 - Viajes del año, Murcia | Etiquetas: , , , , , , | 4 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: