2009 – Viajes del año

Entre feria y feria… El Pabellón Artístico en mi recuerdo. Villarrobledo y Alicante – 2009-XII-16

Queridos lectores, cuando hice las prácticas de biblioteconomía y archivística le pedía a mi dilecto profesor José Manuel Mora que me enviara a mi propia casa, pues allí bien las podía realizar y salir experto entre los libros centenarios que tengo y las colecciones de papeles  que atesoro como historiador. Pero no… me mandaron a biblioteca Gabriel Miró, pero oigan ustedes nada de reproches, que guardo gratos recuerdos de allí: de los fondos y legados que custodian y de dos profesionales de los que aprendí mucho, Rosa y Juan; éste último terminó de formarme en catalogación, yo creo que hizo la tarea más ardua y paciente que me daría mi valía profesional en futuras bibliotecas. Constante viajero solitario que me regaló20161103_121446 sus reglas de catalogación cuando se prejubiló, y del que me acuerdo muchas veces ahora que viajo solo: de sus consejos, viajes y modo de vida (no creo que nunca lea estas líneas, pero que sirvan de homenaje a esas personas anónimas que se cruzan en tu vida para aportar cosas buenas).

Al lío lectores, que me voy por las ramas. En estos días de descanso me puse a reordenar esos miles de papeles que os digo que tengo; más que ordenar, releerlos, cambiarlos de lugar y sorprenderme (o hacerme el sorprendido) al ver alguno que ya ni me acordaba… así disfruto yo desde que era pequeño.

Ayer apareció un pequeño libreto, facsímil de algún otro de los años cincuenta: Pabellón Artístico, único en España reza su título. Por lo que he decidido hablaros de él.

Se trata de una vieja atracción de feria formada por dioramas representativos de una España costumbrista de principios de siglo, cuyos personajes autómatas se mueven y te imaginas lo que dicen al leer pequeñas coplas que hay en sus cartelas.

pabellonartistico-55

Interior del Pabellón Artístico

Los autómatas siempre han sido seres misteriosos y admirados, figuras que hacían los relojeros por conocer el engranaje de sus mecanismos… Carlos V ya los coleccionaba en el s. XVI. En el s. XIX se pusieron de moda, desde los más simples o los más complicados, asociados a los magos y prestidigitadores (recordemos que mi gran Méliès, mago y cineasta, se retiró al anonimato regentando un pequeño quiosco de autómatas que él reparaba, propios de su profesión). Yo creo que hasta los años 80 estabieron vigentes, ¿quién de la generación EGB no ha tenido una hucha de las que por algún mecanismo motor era succionada la moneda? Pero amigos, en cuestión de 20 años llegó todo lo digital… y adiós a esos sanos juguetes que durante generaciones nos han dejado boquiabiertos.

pabellonartistico-48

Entrada y carrillón musical del espectáculo

Nos retrotraemos a ese periodo entre mi infancia y mi juventud, ¿10 u 11 años? No me acuerdo. Agosto. Feria de mi Villarrobledo natal. De esas noches que nos acercamos a dar una vuelta (íbamos mis padres y yo solamente) y allí estaba una vieja atracción que nunca antes había llegado a la localidad y que con plena certeza os diría que fue su última gira como tal. Se trataba efectivamente del Pabellón Artístico. Mi madre, como buena madre que quiere ver a su hijo contento me ofreció subir en varias atracciones, a las que me negué por no querer subir solo. Cuando llegamos allí volvió a insistir y accedí. Cuantas veces le debería haber dado las gracias por aquella insistencia. Pude ver in situ y con la misma finalidad  que un día nació aquel viejo carrusel de feria.

20161103_121417

pabellonartistico-30

El diorama del Sr. Ventura… modificado por los tiempos políticos: de “republicano de acción” a “nunca metido en acción”

Mi madre insistió porque ella con unos 6 años lo había visto en otra feria de Villarrobledo, pero cuando se ponía en la Plaza de Abastos, concretamente en laesquina de la C/ San Clemente. La vio con mis abuelos y se echaron grandes risas al ver aquellas escenas, de hecho muchas las recordaba y las comentamos cuando yo salí.

pabellonartistico-61

Imagen que distorsionaba la realidad de la sociedad de aquel entontes, un tanto machista. Mientras la madre se “enpolva la cara”, dice el marido: ¡Cuánto tiene que sufrir! / el hombre cuando se casa / más le valiera morir / antes de levantar casa.

El concepto de humor cambia, a mí me sorprendió ver aquellas imágenes, pero no tanto como les tuvo que sorprender a la generación de nuestros abuelos  que nacieron sin televisión y mucho menos a la de nuestros hijos que parecen haber nacido con un teléfono  móvil.

pabellonartistico-59

Eran escenas antiguas con un humor antiguo… soldados, suegras, toros… los novios que se besan cuando la madre que los vigila se gira, o el gato con plumas en la boca tras comerse el pájaro de unos niños, son escenas que hoy no impresionan hoy en día y nos recuerdan a épocas pasadas.

20161103_121313

pabellonartistico-70

Humor pícaro

Me acuerdo de la atracción de espejos cóncavos y convexos que deformaban a la persona que se ponía frente a ellos para así reírse un rato…. Atracciones con las que mis abuelos se lo pasaban muy bien pero que hoy ya no tendrían sentido ante el “factor sorpresa” de la deformación… si nuestro móvil hace videos a tiempo real poniéndonos orejas, ojos y hocico de perro o cervatillo….

pabellonartistico-64

20161103_121330

Hace unos años, Manuel Ferrando, un particular de Alicante compró y restauró el viejo carrusel construido  en la provincia de Córdoba por Antonio Valle a finales del s. XIX y que fue regentado por tres generaciones de su familia; siendo el hijo de este (afincado ya en Alicante) el que construyó hacia 1920 el que yo pude ver y fotografiar. Muchas de las imagines se las hicieron imagineros valencianos en esos años. La rehabilitación tuvo que ser una tarea ardua con aquellos engranajes, poleas y correas que funcional al unísono para dar vida a tanto escenario. Y durante los días de Navidad el Corte Inglés lo expuso como atracción navideña en la Avd. Maisonnave.

pabellonartistico-68

El destape… otro clásico semi clandestino que robaría risas y caras de sorpresa

Pasé varias veces, previo pago en taquilla y recepción de librillo facsímil explicativo. Estaba perfecto… una maravilla que pude ver ya con ojos  adultos y nostálgicos… recordando el amor y cariño de mi madre  aquella feria de mi niñez, viendo una atracción viva que divertiría a cientos de personas…  e imaginándome mentalmente a mis abuelos releyendo días después aquel librito que te daban con el texto y fotos del Pabellón Artístico, único en España.

pabellonartistico-57

20161103_121459

otra escena que se podía ver: Manolete siendo corneado por Islero en Linares (1947)

pabellonartistico-51

pabellonartistico-14

Zapateros, imágen que desapareció y recicló en otra, pues variaban según la época y los gustos

page

El pabellón siendo trasladado en barco y colocado en alguna feria local

Categorías: 2009 - Viajes del año, Alicante (capital), Villarrobledo | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Marx y el cementerio de Highgate en Londres – Inglaterra. 2009-VI-23

Seguramente mis alumnos de Historia Contemporánea en 1º de Grado no sabrán ni que existe este blog,  ni tampoco sabrán que esta entrada está dedicada a ellos.

5. Cementerio de Highgate (37)

Cementerio de Highgate

Ayer terminábamos de ver en clase el manido tema del movimiento obrero. Hablábamos de aquel grupo social incipiente en el s.XIX gracias a las nuevas fábricas y procesos industriales; de cómo se organizaron aquellos hombres y empezaron una lucha para mejorar sus condiciones laborales y las nuestras de hoy en día, esas mejoras que hoy por hoy, con la excusa de una crisis, estamos dejando perder… adiós al llamado “estado de bienestar” (para algunos, claro). Aquellos hombres lucharon también por nosotros, muchas veces costándole duras represalias, despidos y hambre para sus familias, e incluso la muerte… como aquellos hombres que el 1 de mayo de 1890 fueron ajusticiados al pedir en una manifestación una jornada laboral digna de 8 horas y así poder conciliar la vida laboral con la familiar (¡qué cosas se les ocurrían!). Trabajaban en condiciones que hoy no dudaríamos en tildar de crueles e intolerables, que sabemos que no se debieron dar: las pésimas y lóbregas condiciones en las que se trabajaba, los abusos con multas de los encargados, las exhaustas jornadas de 12 y 14 horas, el abusivo trabajo infantil, la discriminación laboral/económica a mujeres y niños, la inexistente seguridad social (médico, jubilación, maternidad, bajas o permisos…).

Entre los pensadores e idealistas de aquellos movimientos sociales aparecen las decimonónicas figuras de Ludd, Fourier (que era mi favorito cuando me los tenía que estudiar), Bakunin… y cómo no, Marx. Y todo esto me lleva a hablaros de otro de mis viajes, que para eso abrí este blog.

Marx, muy marxista él, nació en Alemania. Como filósofo destacó con obras sobradamente conocidas por todos: El manifiesto comunista (1848) o El capital (1867) entre otras. Resumiendo mucho su ideario comunista buscaba una sociedad ideal, sin clases, rechazando el capitalismo.

Karl Marx

Karl Marx

No me pregunten ustedes cómo, pero llegado el día 14 de marzo de 1883, tras 15 meses de gripe, Marx murió en Londres. Dos días más tarde, el 16, fue enterrado en el cementerio de Highgate, despedido por tan sólo una decena de amigos y familiares. Dijo Engels, su gran amigo de batallas y escritos políticos: “El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, dejó de pensar el más grande pensador de nuestros días. Apenas le dejamos dos minutos solo, y cuando volvimos, le encontramos dormido suavemente en su sillón, pero para siempre”. Al año siguiente, en su aniversario, 6.000 manifestantes fueron hasta allí recibidos por unos 500 policías y las puertas del cementerio cerradas.

Sepultura de Karl Marx

Sepultura de Karl Marx

El cementerio de Highgate está al norte de Londres, fui a visitarlo en mi primer viaje a Inglaterra. Toda una aventura llegar a él. Eso sí… merece la pena, es un lugar olvidado en el tiempo. Más allá de un lugar tétrico, lúgubre y sinistro… es un lugar cuidado a la par que relegado al silencio, en donde pasean los curiosos turistas seguramente junto a almas atrapadas en este plano que vagan y esperan su tiempo.

Es retroceder 150 años en la historia.

Cementerio de Highgate

Detenido en el tiempo el cementerio de Highgate

Fui en autobús dirección: Swain’s Ln, N6 6PJ. Sé que salimos de la zona céntrica y cruzamos una o dos zonas más (toma nota querido turista si tu bono sólo es de la Zona 1) dirección Camden creo. Al llegar al psiquiátrico de Highgate (sí, sí… todo muy siniestro y de peli de terror) tuve que cruzar el parque Hampstead Heath “a la aventura” (con sus niños jugando y sus madres paseando) y así llegar, no sé muy bien cómo, a la puerta del cementerio (hay una parte que sólo se ve mediante visita guiada por 3 libras, que prescindí). Es difícil llegar, pero no desesperéis lectores, que se puede.

El cementerio privado fue inaugurado en 1839. Veinte años más tarde era el cementerio de moda (ya sabéis como es el ser humano), y cien más empezó su decadencia hasta que en 1975 estaba abandonado y olvidado por todos…¡Ay ¡qué efímero es todo ¿verdad?. En 1987 se incluyó en catálogos de patrimonio londinense y empezó su salvaguarda.

Cementerio de Highgate

El tiempo ha ganado

De estilo neogótico, al visitarlo se ven las lápidas comidas por la maleza, atrapadas por las hiedras y movidas por las raíces de centenarios árboles. Vamos, que es ideal para recrear La noche de los muertos vivientes.

Cementerio de Highgate

Cementerio de Highgate

Allí, entre otras tantas, está la tumba de Marx. Moderna ella, epicentro de las visitas turísticas y con flores frescas dejadas por visitantes anónimos llegados de todo el mundo. La sencilla lápida fue reemplazada por mediación del Partido Comunista en 1954, se colocó un gran busto hecho por Laurence Bradshaw que corona la sepultura. Se pueden leer varias frases epitáficas, destacando: “Workers of all lanas Unite” (¡Proletarios de todos los países, uniros!), última frase del citado Manifiesto comunista, lo que viene siendo: “la unión hace la fuerza”. Como nota curiosa apuntaremos que 1970, mediante una bomba casera, se intentó destruir… y es que señores, está claro que no llueve a gustos de todos, y la verdad es que Marx algún que otro detractor tiene.

Es un cementerio lleno de misterio, perfecto para abonar leyendas urbanas de zombis y vampiros; además de ser un buen campo de cultivo para el esoterismo y ocultismo.

Cementerio de Highgate

Cementerio de Highgate

Categorías: 2009 - Viajes del año, Londres | Etiquetas: , , | 1 comentario

El primer chiringuito de la historia en Sitges -Barcelona. 2009-VI-25

Pues sí, es día 1 de julio y ahora sí que huele a verano. Ayer en mi paseo vespertino por la Explanada de Alicante, cual octogenario, puede comprobar que los “madrileños” ya han llegado y han vuelto a tomar las calles de la ciudad una vez más.

Las fiestas locales en honor a San Juan y San Pedro, 24 y 29 de junio respectivamente, han supuesto el final de un curso académico y el pistoletazo de salida para el verano, ¿qué nos queda ahora? Pues sol, playa y cervezas en el chiringuito de turno. ¿Qué sería de España sin nuestros chiringuitos? Pues como una Andalucía sin gazpacho (que sí María, te daré la receta hoy mismo) o una Mancha sin su don Quijote.

¿Os he contado que yo estuve en el primer chiringuito de la historia? Vamos… sin ser nada presuntuosos, Dios me libre, pero es así. Pues me viene genial para contároslo.

El Chiringuito

El Chiringuito

Corría el año de Nuestro Señor Jesucristo de 1502, ¡ay no! fue después… era junio de 2009. Yo viajé con mi amigo Javi varios años por la Costa Catalana (os pongo una canción para escuchar mientras leéis la entrada, sé que a mi amiga Coral le gustará) y así fue como descubrí el primer chiringuito en Sitges (Barcelona).

Estos establecimientos vienen a ser pequeños bares, por lo general estacionales, localizados en la playa y zonas turísticas. Tienen mucha demanda, que unido a sus precios algo más elevados de lo normal, pues “hacen el agosto” (nunca mejor dicho) y así tienen grandes beneficios en poco tiempo.

El chiringuito al que fui se llamaba así: Chiringuito. Y punto. Abrió sus puertas en 1913. No vamos a pensar que fue el primer bar abierto en una playa para aliviar la sed de los turistas, aunque por las fechas sí que cabe esa posibilidad. Lo que tiene este establecimiento de original es que fue el primero en toda España en llamarse así: chiringuito.

Tranquilo... junto al mar

Tranquilo… junto al mar

Lo explica y recuerda una placa. El periodista César González-Ruano (1903-1965) escribió durante 5 años sus crónicas allí dentro, sobre una mesa que aún hoy se conserva, con vistas al mar tras grandes ventanales. Además de sus artículos a la Vanguardia también escribió allí el libro Huésped del mar, dedicado a Sitges. Fue durante el tiempo de posguerra, cuando huyó de un París ocupado por los Nazis y que bien conocía sus turbias actividades. Regresó a España junto con su familia “la pluma más brillante del periodismo”, que diría Iñaki Ellakuña en su blog, tras haber tenido algún que otro traspié con la justicia. Todos pensaban que regresaría a Madrid tras sus gestas por las principales capitales europeas, pero él decidió instalarse en una ciudad más abierta con su mujer, donde bohemios y artistas siempre tuvieron buena acogida.

César González-Ruano

César González-Ruano

También fue asiduo al Café Gijón de Madrid, y al Café Teide. Tenía casa en Cuenca, donde pasaba largas temporadas, a esta ciudad le dedicó su libro Pequeña ciudad.

En sus memorias recordará el chiringuito como un “extraño sobre la misma arena, como un pabellón de cristales donde me pareció que podía escribir cada mañana”. Allí llegaba temprano para escribir, fumar y emborronar cuartillas, entre murmullos, humo, cafés… Bautizó aquel local como “chiringuito”, y popularizó la palabra por toda España, hecho que Georgie Dann terminaría por encumbrar años después. De aquellas se decía que esa palabra era la que se utilizaba en Cuba para pedir un café. Durante su estancia allí, a Ruano se le “prometió” el premio Nadal… uno de sus sueños, pues dejaría el periódico para dedicarse a las novelas; pero una desconocida Carme Laforet con su obra  Nada, ganó tal premio. Nunca se repuso de aquella “puñalada amarga”.

La leyenda

La leyenda

Nosotros, Javi y un servidor, no tomamos café allí; fue una clara y una coca-cola en lata, 3.30 y 3.50 € respectivamente. Sí señores, algo así como 1100 de nuestras queridas pesetas. Parece que estoy viendo la cara que se nos quedó, pero oigan ustedes… nosotros como señores.

La cuenta, por favor.

La cuenta, por favor.

Siempre asociaré a aquellos viajes con Javi la canción del verano 2005, Love Generation, de Bob Sinclar. Cada vez que la escucho me trae tan buenos ratos, tantas risas… que me llena de alegría. Es de esas canciones que la escuchas pocas veces porque no quieres “gastarla”. Os la dejo, y ¡¡disfrutad del verano, que ahora sí que ha llegado!!

Categorías: 2009 - Viajes del año, Sitges | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: