Orihuela y su “Diablesa” – Alicante. 2014-02-02

Mis queridos e incondicionales lectores, hoy vuelvo a la carga, nos teletrasportamos a Orihuelica del Señor, capital de la Vega Baja alicantina.

Y como mi entrada va de arte sacro, se la voy a dedicar a mi amiga Sonia; historiadora del arte ella, con la que comparto una orden de alejamiento de una ermita… total por hacer cuatro fotos de nada… ¡cómo se pone la gente!

Es la segunda vez que visito la ciudad de Orihuela, y siempre la misma impresión: me faltan horas para visitar tantos rincones. Es una ciudad histórica, rica por su patrimonio, llena de encanto para pasear y perderse por su casco antiguo, todo salpicado de iglesias monumentales… y es que señores, fue sede única de la Diócesis de Orihuela, creada tras un amplio pleito en 1564; y no sería hasta 1968, por Bula del papa Juan XXIII, cuando cambió su nombre por el de Diócesis de Orihuela-Alicante. Vamos que hasta esta última fecha el poder civil y el poder religioso estaban divididos de ciudad, aunque como suele pasar la capital de provincia se llevó finalmente “el gato al agua”.

Dista de Alicante 52 km. y de Murcia 20 Km., ya que su termino es colindante con esta región. Aprovechando su mercado medieval anual, allí que fuimos para verlo, ya que por sus dimensiones es un referente en toda la provincia.

Pero no os hablaré de su mercado, sino de una curiosa curiosidad que tanto me gustan… ¡¡¡LA DIABLESA!!!

La Diablesa de Orihuela

La Diablesa de Orihuela

Ya impresiona nombrarla ¿verdad? Su verdadero nombre es El triunfo de la Cruz. Un paso procesional que desfila en la procesión del Santo Entierro de Cristo en la tarde del Sábado Santo oriolano.

Es una cruz solitaria, símbolo del cristianismo, que triunfa y se levanta victoriosa venciendo a los enemigos del alma según la tradición católica: el mundo en el centro, la muerte a la izquierda representada por un esqueleto y el demonio a la derecha.

Detalle

… los enemigos del alma.

Se esculpió en 1694 por encargo del gremio de Labradores, que curiosamente se endeudaron y más de un sufrimiento costó a aquellas familias humildes. El escultor fue Nicolás de Bussy y Mignan. Éste nació en la localidad de Estrasburgo en 1651. A la postre, ya en España sería nombrado escultor de cámara del rey Carlos II. En 1674 se cree que llegó a Alicante, tras abandonar la Corte. Allí fijaría su taller y contraería matrimonio. Entre otras muchas, hay que destacar obras como el Cristo de la Buena Muerte (s. XVII) que se conserva en la concatedral de San Nicolás en mi Alicante natal. Fue una persona de notables sentimientos religiosos, que le llevaron a tomar los hábitos, primero como cartujo y finalmente como mercedario en enero de 1706 en la ciudad de Valencia, donde fallecería ese mismo año.

Como buen escultor barroco, y con un fuerte lenguaje simbólico, quiso esculpir el este paso la fe católica como soberana: la muerte de Cristo redimió a la humanidad.

La peana de la cruz es una nube donde angelitos y querubines muestran los símbolos de la pasión con caras compungidas: la esponja en una caña de hisopo, la corona de espinas, los clavos… es decir los Arma Christi que decimos los latinos (latinos de latín), las armas con las que Cristo derrotó a la muerte y el pecado.

Los Arma Christi

Los Arma Christi

Debajo, como he dicho, un esqueleto sobre un reloj, símbolo inexorable del paso del tiempo (tempus fugit), de la vanidad de las cosas terrenas y de la fugacidad de la vida. Éste es la única pieza intervenida y casi reemplaza en su totalidad, ya que en 1934 (yo creo que debido a los sucesos revolucionarios de octubre de aquel año) desapareció casi por completo. La reconstruyó en los años cuarenta José Sánchez Lozano.

Al otro lado la famosa “Diablesa”. Un demonio muy muy muy feo, con barba, cuernos, alas de murciélago y verrugas… una imagen grotesca para que en aquellos años impresionara a los que la contemplasen (ahora con tanta película de ficción estamos curados de espanto)…  y con pechos de mujer, sí, ya sabéis que “la mujer ha llevado de cabeza siempre a los hombres de bien”… induciéndoles a pecar, como a Adán que le ofreció la manzana del pecado, fruto prohibido, y que nuestra simpática diablesa sujeta en una mano.

El triunfo de la Cruz

El triunfo de la Cruz o El paso de la Diablesa. Nicolás de Bussy, 1694

Es una de las propuestas a Patrimonio Mundial de la Humanidad, ya que es un trono único en el mundo de estas características, y además el único que saca sobre andas procesionales al diablo… bueno diablesa en este caso.

Para visitar esta obra de arte: Museo Arqueológico Comarcal Orihuela

Anuncios
Categorías: 2014 - Viajes del año, Orihuela | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “Orihuela y su “Diablesa” – Alicante. 2014-02-02

  1. Ana

    No me canso de decir que, qué lecciones más magistrales nos das. Un abrazo

  2. José Antonio Rocamora

    Buena explicación de la diablesa, felicitaciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: