Los “bombos” de Villarrobledo se pasean por Madrid. 2013-XI-16

Hoy un paseo por el campo manchego (bueno… y por Madrid).

 La Mancha es tierra de tierra

con noches de mar sin mar;

con aurora sin orilla,

con playas de sol y cal;

toda costa y toda cielo,

casi para navegar.

(Juan Torres Grueso)

Este noviembre presentaba el libro Bombos y chozos de la Mancha en Madrid, cuyo capítulo titulado “Bombos de Villarrobledo” está escrito por el que suscribe éstas líneas, o séase “mua”. Consta de 152 páginas de limpia y apretada prosa, donde historiadores, antropologos, arquitectos, aficionados y curiosos en general podrán disfrutar de estas construcciones hechas en piedra seca.

El libro de marras

El libro de marras

Empezaré diciendo qué es un “bombo” dentro de la terminología villarrobledense, pues me imagino que muchos de vosotros, amigos lectores de este blog, no sabréis de qué os hablo, vamos… ni pajolera  idea. Se trata de construcciones vernáculas, es decir autóctonas de una zona, en este caso La Mancha.

Los “bombos” son edificaciones “abombadas”, válgame la redundancia y perdóneme los filólogos.  Piedra sobre piedra, sin argamasa alguna que haga de nexo de unión y agarre entre ellas, van creando en falsa cúpula hasta crear un refugio temporal; con un único vano al sur que hace las funciones de puerta. Para que me entandáis queridos lectores no criados en la mancha, se trata de un “iglú” de piedra que hacían los campesinos para refugiarse de las inclemencias del tiempo básicamente.

Un bombo villarrobledense

Un bombo villarrobledense

En Tomelloso (Ciudad-Real) también son llamados así, pero la tipología constructiva es muy diferente. A la hora de estudiar estas construcciones hay mucha bibliografía y muy variada, ¡ea! que hay mucho friki suelto que le da por escribir sobre los bombos.

Bombos, chozos, cubos, cubillos, cucos… ¡será por nombres! Sí queridos manchegos del llano albaceteño, esas miles o “dosmiles” de cervezas que os habéis tomado en el pub el Cuco en la calle Concepción, lo habéis hecho en pub que tanto fachada como interior imita con sus piedras estas construcciones. ¡Años ha! desde que se inauguró y os enteráis ahora…

El Cuco, pub albaceteño que imita estas construcciones

El Cuco, pub albaceteño que imita estas construcciones

Mi primer trabajo y censo de los mismos fue en 2001. La segunda revisión es de 2013. Y ahora espero una entrada en el blog de mi amiga Eva (ejem, ejem).

Un pequeño bombo

Un pequeño bombo

Mi capítulo dentro del libro está centrado  en una parte del término municipal de Villarrobledo, concretamente en la colada llamada camino Viejo de San Clemente, que discurre de forma paralela a la carretera que une ambas localidades.

Si partimos desde la localidad en dirección noroeste podemos contar con más de una veintena de estas construcciones. Algunas maltrechas por el paso del tiempo, donde la huellas de la vejez se dejan ver. Otras, las menos, están cercadas, remendadas con cemento, enjalbegadas… e incluso con puertas actuales, privatizando un patrimonio rural que nació como público, cuyo fin solidario era acoger al que lo necesitase. Manos anónimas que trabajaron un día bajo el lema de “haz el bien y no mires a quien”, e incluso… “no mires el tiempo”, pues se hicieron prácticamente a perpetuidad, sin cobrar y sin esperar recompensa alguna. Cada vez que los miro,  veo el altruismo, la generosidad y la hospitalidad manchega reflejada en ellos.

Los afamados bombos geminados de Villarrobledo

Los afamados bombos geminados de Villarrobledo

Muchos otos se conservan tal cual un día nacieron, visitadles si tenéis oportunidad de hacer la ruta a modo de senderismo, mejor a pie o a bici. Os dejo señalada en este mapa, fruto del artista Johann Andreu, qué gustosamente acepta encargos de ilustraciones y diseños.

MAPAEl libro editado por Aache tiene varios capítulos, todos cada uno de ellos dedicado a un lugar concreto de la Mancha: Socuéllamos por Fco. Javier Escudero, Tébar y Pedro Muñoz por Isabel Sánchez Duque, Campo de Criptana por Vicente Aparicio, Tomelloso por Juan Luis Segura y Villarrobledo por Luis E. Moreno, of course que decimos los ingleses. Os invito encarecidamente a que lo compréis, y no os preocupéis que yo os lo dedico “con mucho gusto” que diría mi antiguo profesor Pedro baño, estampando la bonita rubrica de notario que gasto, yo… que me creía Grande de España o algo similar cuando era pequeño. Bueno… lo podéis leer sin comprar en alguna biblioteca municipal.

Un momento de la presentación del libro en Madrid. 2013

Un momento de la presentación del libro en Madrid. Casa de Castilla-la Mancha, 2013

Firmando un ejemplar

Firmando un ejemplar

Sirvan todos esfuerzos para el estudio, fomento y conservación de un patrimonio manchego casi olvidado y durante décadas menospreciado.

a0d78a97f79b409fe508ec935d69eada

Anuncios
Categorías: 2013 - Viajes del año, Madrid (capital), Villarrobledo | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: