Santa Faz -Alicante. 2013-II-04

Un café en la plaza de Santa Faz siempre hace que tu espíritu se relaje. Es cierto que hacía “frescoreta” el otro día, pero hay pocos placeres en esta vida como un café caliente en una plaza casi solitaria al atardecer, máxime cuando sabes que es un lugar muy concurrido, bueno… más que un café fue un Cola-Cao con magdalenas. Esa misma sensación la tengo cuando paseo por la playa en invierno… ¡qué privilegio, cómo me gustan esos cafés mientras respiro profundamente!

En la plaza de Santa Faz

En la plaza de Santa Faz

Ayer, mi amiga Eva me insistió en acercarnos a ver la Santa Faz, icono de tradiciones y de fe en Alicante. Se trata del lienzo, o uno de los pliegues, que una mujer piadosa, la tradición le llamó “Verónica” (verdadero icono), utilizó para enjugar el rostro de Cristo cuando Éste subía al calvario para su crucifixión.

Se guarda celosamente en este monasterio custodiado por monjas clarisas. Se trata de un paño de lino con manchas de sangre de Jesús, que en algún momento fue pintado y marcada su cara. Juega en su contra que se trata de un rostro muy pequeño, de un niño de poca edad, pero si la Verónica lo único que hizo fue enjugarle el rostro para quitarle sudor y sangre que le brotaría de la corona de espinas no tuvo que limpiar más que frente y ojos. El Vaticano reconoce tres lienzos, los otros están en Roma y Jaén (llamado Santo Rostro). Este episodio, pese a representar una de las estaciones del Vía Crucis no se encuentra en los Evangelios canónicos. La cita más antigua de este episodio data del siglo V, en el Evangelio apócrifo de Nicodemo. En estos últimos también se habla de que el lino estaba plegado y que la sangre traspasó las tres dobleces.

Mi abuela Caridad contaba esta oración cuando llegaba Viernes Santo, la cual se la enseñó su madre, donde queda patente la religiosidad popular:

Viernes Santo a mediodía,

mientras la gente comía,

Jesucristo caminaba

con una cruz en sus hombros,

de madera bien pesada.

Nadie le salía al paso

excepto una sola mujer

que Verónica le llaman,

con un pañito en la mano

para limpiarle el rostro.

Tres dobleces tenía el paño,

tres caras de Dios pintada.

Una se fue a Belén,

la otra se fue a granada

y la otra subió a los cielos

a buscar a su Madre amada.

Santa Faz

Santa Faz
-Alicante-

Como es mi primera entrada sobre este lugar, hablaré un poco de su historia:

Según una tradición que ya existía en el siglo VIII, Verónica viajó a Roma a presentar el paño al emperador romano Tiberio ya que el velo poseía propiedades milagrosas, como quitar la sed, curar la ceguera o incluso resucitar muertos. Existe el convencimiento de que el lienzo estaba presente en la antigua basílica de San Pedro durante el papado de Juan VII (705-8).

De manera más local, la tradición dice que Monsén Pedro Mena, a la sazón párroco de San Juan de Alicante, viajó a Roma y allí se le regaló el lienzo que había salvado de la peste a Venecia. El primer milagro fue descubierto cuando el paño verónica, pese a colocarse en el fondo de un arcón, siempre aparecía en la parte superior; el referido arcón fue quemado durante la Guerra Civil (1936-1939). El segundo milagro constadazo fue el día 17 de marzo de 1489, cuando el párroco sacó la Santa Faz para pedir lluvia, y llegada la comitiva a al Barranco de Lloixa, actual ubicación del monasterio, el padre franciscano Villafranca no pudo sostener el lienzo del peso y vieron los presentes como brotó una lágrima del lienzo.

Que del ojo derecho de la Santa Faz salía una lágrima que corriendo hasta la mejilla, se paró en ella y creció […] Uno de los presentes , deseoso de certificarse si la lágrima era pura ilusión, se atrevió a tocarla con el dedo y viendo que ésta se reventó al contacto, quedó confirmado en la verdad del milagro, y dio testimonio de él todos los días de su vida, porque llevó siempre un dedal de plata en aquel dedo, por respeto y reverencia a portentosa lágrima de la venerada Faz del Señor (Federico Sala “ La verdad sobre la Santa Faz” p. 85).

Al poco, aquel milagro se interpretó como el lugar elegido para levantar un monasterio que albergase aquella reliquia de la pasión de Cristo.

Todo Alicante se vuelca con la Santa Faz, creyentes y no creyentes se acercan al caserío para pedir o dar gracias, para conectarse con su yo espiritual. La religiosidad popular se hace patente en cualquier rincón…

Icono de la Santa Faz en la fachada de la concatedral de San Nicolás

Icono de la Santa Faz en la fachada de la concatedral de San Nicolás

El resto de milagros, y andanzas por aquel caserío alicantino, lo iré contando en sucesivas entradas.

Anuncios
Categorías: 2013 - Viajes del año, Santa Faz | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Santa Faz -Alicante. 2013-II-04

  1. Pingback: Biblioteca Gabiel Miró -Alicante. 2013-III-08 | Desde mi alféizar

  2. Me gustaria saber, ¿por qué aparezco en todos los arttículos? mi más sincera ENHORABUENA!!!!!!! Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: